Para mejorar los aprendizajes

julio 1, 2015

 

informecentral-01-02-1000

El rol de los docentes, las instituciones y las políticas educativas para evitar que las desigualdades de origen determinen el éxito o el fracaso escolar. Cómo responder pedagógicamente al desafío de generar inclusión con calidad, en un debate en clave de balance, para pensar la escuela y el sistema educativo que queremos.

Porque hemos pasado por ella o tenemos hijos que van a la escuela, porque conocemos el sistema educativo por dentro o a alguien que forma parte de él y porque lo educativo nos atraviesa; quien más, quien menos –con mayor o menor conocimiento y posibilidad de repercusión o difusión– tiene una opinión acerca de qué hablamos cuando pedimos una educación de calidad. Y que los chicos aprendan es un imperativo.

Una buena escuela no es ni más ni menos que aquella que brinda los saberes necesarios para la vida. Y más allá de las discusiones que pueda haber respecto a qué significa eso, los especialistas suelen coincidir en la apreciación del sociólogo chileno Cristián Bellei Carvacho magíster en Política Educacional y doctor por la Universidad de Harvard: el énfasis debe estar puesto en que los niños y jóvenes adquieran las competencias necesarias que les permitan seguir aprendiendo con autonomía a lo largo de la vida y convivir democráticamente. Esto supone dar una mayor cabida a los intereses y motivaciones de los estudiantes y reforzar los aspectos de socialización e integración cultural.

informecentral-03-800Y a la hora de garantizar las condiciones para que una educación de calidad sea posible “el rol más significativo es el del Estado, cuando direcciona políticas, dota de infraestructura o genera condiciones laborales: que en un establecimiento escolar haya libros, personal o se cuente con un edificio en buen estado, o no, hace a la diferencia”, señala Myriam Southwell, Master en Ciencias Sociales por FLACSO y docente en la carrera de Ciencias de la Educación por la Universidad Nacional de La Plata.

En este marco, en los últimos años la Provincia ha hecho significativos esfuerzos para establecer políticas públicas que posibiliten la justicia educativa y la igualdad de oportunidades y rompan el determinismo que los resultados de las distintas pruebas nacionales e internacionales parecen demostrar: las desigualdades en el éxito escolar parecen seguir relacionadas con las diferencias del capital cultural.

Disminuir las brechas que producen las desigualdades socioeconómicas ha sido uno de los objetivos del Ministerio de Educación de Córdoba, mediante la implementación de políticas destinadas a poblaciones en situación de vulnerabilidad. De allí que contribuir a una justa distribución del conocimiento implique no sólo garantizar el acceso a la escuela, sino la permanencia y egreso de todos quienes la inician.

“Los avances son impresionantes: ha cambiado la representación que la gente tiene del nivel inicial. Hubo que romper con la idea de que es el lugar de juego, de socialización y no reconocerlo como un ámbito de aprendizaje. Los nuevos Diseños refieren a campos de conocimientos específicos, metodologías de enseñanza y claridad en lo que se debe evaluar. Lo más difícil es, a veces, romper con biografías personales de cada docente que hacen que vuelvan a enseñar de la misma manera que aprendieron: se repiten algunas prácticas que terminan siendo rutinarias, sin sentido. Hoy lo que se enseña tiene que tener intencionalidad pedagógica. Por eso se está focalizando en la capacitación y el asesoramiento, en la reflexión y en el cambio de las prácticas. Trabajamos la problematización del aula alfabetizadora: en nivel inicial se aprende de manera global e integrada. El sistema en ese aspecto se ha ido modificando: hay muchísimos recursos disponibles, se ha profundizado y cambiado la significatividad de los recortes didácticos que cada institución selecciona en sus propuestas. Hay que dar una vueltita de tuerca a cómo contextualizamos muchos contenidos porque algunas veces se observan quiebres entre los diagnósticos y la realidad de lo que saben los niños. Se ha avanzado muchísimo en las oportunidades educativas con la apertura de salas de 3 años, la universalización de la 4 y cobertura total de la 5. El objetivo es mejorar las trayectorias escolares, favorecer el acceso y la permanencia”.

Ana María Calviño, inspectora técnica de zona 1149, Dirección General de Educación Inicial.

Educación inicial

informe-central-20-sol-800Entre los esfuerzos realizados para que las inequidades derivadas de la condición social y el contexto familiar no determinen el rendimiento de los alumnos y considerando la importancia que tiene la educación en los primeros años de vida para garantizar las trayectorias escolares futuras, Córdoba adoptó la decisión política de fijar, en su Ley de Educación 9.870, del 2010, la obligatoriedad de la sala de cuatro años y la universalización de la sala de tres años en contextos vulnerables.

Esta decisión, que se adelantó en cuatro años a la ley nacional que declaró obligatoria la sala de cuatro del jardín de infantes y que fue acompañada por la formulación del nuevo diseño curricular, previa consulta a los especialistas y los docentes de enseñanza inicial, y la incorporación de los informes de progreso escolar, intensificó la finalidad pedagógica del nivel, permitiendo que niños, que si no fuera por la oferta estatal no hubieran podido, se formaran en saberes y hábitos escolares desde pequeños.

Adriana Pesqueira –exfuncionaria del área, ya jubilada– lo señalaba claramente: “No es lo mismo un niño que ha tenido un camino, un acercamiento a los distintos campos de conocimiento que aquel que nunca tuvo esa oportunidad; hasta en lo más sencillo, como tomar el lápiz o el pincel; o en aquellas cuestiones que hacen a la formación integral. Compartir con el otro, escuchar, esperar el turno, si querés, son los inicios de su formación ciudadana: ve sus derechos y obligaciones. Toda esa formación le sirve como base para la escuela primaria. Uno ve la diferencia entre un niño que ha hecho sala de tres y cuatro de aquel que sólo ha podido hacer sala de cinco”. A su vez, el diseño curricular, vigente desde 2010, estableció campos del conocimiento vinculados al Lenguaje y Literatura, Identidad y Convivencia, Ciencias Naturales y Sociales, de las áreas expresivas (Dibujo, Plástica, Música) y de Educación Física, que tienen coherencia con los del nivel primario, más allá de que conserven su especificidad –el juego y el movimiento– dadas las características del niño.

Así, en los últimos años, el sector estatal del nivel inicial pasó de tener 13 salas de tres años en jardines de infantes a contar con 386 salas y, a su vez, se abrieron nuevas secciones de cuatro años (llevando la cobertura al 98%), para dar cumplimiento a la progresiva obligatoriedad del nivel, lo que produjo –en un contexto en el que la tasa de natalidad decrece– un aumento de la matrícula: de 74 mil a cerca de 86 mil alumnos.

“Se da un espacio para aprender mucho más, debido a lo extenso. Hay chicos que no han tenido Inglés antes porque vienen de otro colegio y aprovechamos para darles una base para el secundario. Los niños están aprendiendo saludos, comunicación y conversación. Además tenemos un convenio con el terciario Juan XXIII, por el que vienen practicantes a dar clases en el aula. Traen actividades muy innovadoras, nuevas didácticas, todo es muy lúdico –los chicos nunca se aburren–, hay escucha, habla, videos, manejo de las TICs. El miedo a no entender se disipa cuando van viendo la dinámica de la clase. La lengua extranjera se va dando de una manera pausada y continua: el primer contacto es con una canción en inglés o poster con colores. Es importante porque el estudiante pasa más tiempo en el colegio, participa de los proyectos. Les aporta mucho a su nivel sociocultural, no solo conductual sino también cognitivo. La jornada extendida es una escalera que nos permite ir sólo para arriba. Hemos notado cambios favorables en todos los que acceden en la jornada”

Profesora Gisela Curá, profesora de Inglés de la Escuela Cura Brochero de la ciudad de Córdoba

Página 1 de 512345

Lo que otros están diciendo

  1. Ana Maria Dominguez agosto 6, 2015 a 1:30

    Excelente Articulo!!!

Responder a Ana Maria Dominguez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

En este sitio los comentarios son moderados por la redacción. No se publicarán comentarios anónimos, agresivos o insultantes, como tampoco aquellos que hagan referencia a cuestiones ajenas a la temática pedagógica aquí tratada.