Experiencia compartida

julio 1, 2015

experiencias-compartidas-4-800Cambio de mirada

Martínez recuerda que en uno de los años la actividad propuesta fue escribirle una carta al intendente de la Ciudad, pidiendo que saque el basural. “En esa oportunidad muchos docentes, sobre todo del área de Ciencias Naturales, se sintieron conflictuados con la idea. Uno me dijo: ‘De ninguna manera; yo no puedo hacer esto porque los chicos no saben escribir una carta y eso no es un problema mío, sino de la de Lengua’, y mi respuesta fue: ‘Y qué buena oportunidad para enseñarles’.

Cecilia Stubichar aporta al respecto: “Ese momento fue bisagra; ahí nos cayó la ficha: es una cuestión de todos”. Y reflexiona: “El desafío es en ese sentido. Muchas veces tenemos la tendencia a decir: ‘Bueno, estos chicos no pueden, no saben; con estos jóvenes hay que achicarse cada vez más; cada vez doy menos, cosas más simples’ y nos vamos convenciendo de eso; ellos se van convenciendo de eso. Entonces cada vez les exigís menos y nivelás para abajo”. Y continúa: “Vemos cómo desde el hecho de modificar la forma en que les planteamos las propuestas de trabajo cambiamos no sólo nuestra mirada sino que modificamos la concepción que ellos mismos tienen de sus propias capacidades”.

Y como para muestra sobra un botón, relata otro de los proyectos diseñados por las docentes vinculado con la producción de ladrillos. En esa oportunidad la profesora Marina Lovera dijo a sus alumnos: “Chicos, yo soy bioquímica, acá son ustedes los que me tienen que ayudar”. Cecilia Martínez completa la anécdota: “Hubo un estudiante que estaba a punto de ser echado de la escuela, con problemas graves, pero cuando hubo que hacer la mezcla, se dio vuelta la gorra y dijo ‘Soy hijo de padre albañil…, usted se corre’, y fue el líder de la secuencia didáctica, del grupo, y no sólo de esa clase, sino del mes”. “Lo que ese proyecto le hizo a ese chico, a su identidad es impresionante: la preceptora aún comenta que ese joven no se fue de la institución gracias al ladrillo”, recuerda.

Así no sólo se trata de movilizar a los jóvenes sino también a los docentes. “Luego de esa experiencia cambió el vínculo con la profe: a fin de año le escribieron cartas; hoy cuando se cruzan en el pasillo la saludan con afecto y todavía se acuerdan del ladrillo”, señala Martínez.

“Al principio lo único que nos unía como grupo era la visión de que así no podíamos seguir: no teníamos la misma mirada ni sobre los chicos, ni sobre nuestra profesión, ni de la disciplina y mucho menos sobre la enseñanza, que son ejes claves de la innovación. Todo eso fue construir a lo largo de los años en reuniones mensuales, con los grupos de estudio”, expone Martínez y amplía: “Ninguna de las profes que están aquí piensan sobre los jóvenes del mismo modo ahora que cuando empezamos”.

“Sin duda, a los chicos participar de estos proyectos les cambia el vínculo con la escuela y con el aprendizaje, con el conocimiento y con sus docentes. Y a nosotros, también”, finaliza Stubichar, resumiendo el espíritu de la transformación que se produjo.

Página 4 de 41234

Lo que otros están diciendo

  1. RAMONDA GRACIELA agosto 6, 2015 a 12:38

    Estoy totalmente de acuerdo, soy dorectora del Centro educativo Pte Roque Saenz Peña, y desde hace unos años trabajamos a partir de una problemática que oficia de eje transversal, involucrando a todos los grados y disciplina y áreas. La misma surge, de la exploración y observación del medio.( barrio, ciudad) este año hemos seleccionado como lugar de intervención el parquecito del barrio . desde ese lugar y considerando la problemática se realiza la selección de contenido y aprendizajes, estrategias de enseñanza, criterios de evaluación, de cada grado de manera conjunta . algunos grados pintarán murales, otros realizarán canteros y plantar´na plantas, otros armarán un rincón de lectura, otros van a forestar el lugar. La participación en los aprendizajes está impregnada, de compromiso, responsabilidad y hay un quiero hacer que los involucra como ciudadanos críticos y reflexivos de la realidad que les toca vivir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

En este sitio los comentarios son moderados por la redacción. No se publicarán comentarios anónimos, agresivos o insultantes, como tampoco aquellos que hagan referencia a cuestiones ajenas a la temática pedagógica aquí tratada.